miércoles, 30 de enero de 2008

BERYL MARHKAM


1904-1986

Primera piloto profesional.



Beryl Clutterbuck. Nacida en Leicestershire, Inglaterra.

En familia acomodada que pasaba los fines de semana practicando la caza del zorro. Su padre, un aventurero incurable, abandonó Inglaterra cuatro años más tarde, se llevó consigo a su hija y fundó un aserradero y una granja en Kenia, cerca de Nairobi, hasta que una tremenda sequía acabó con todo en 1919. Arruinado, el señor Clutterbuck marchó al Perú. Beryl, no obstante, resolvió quedarse en África. Para entonces hablaba swahili, masai y nandi, y pronto se convertiría en la primera mujer de todo el continente africano con licencia para amaestrar caballos.

Llegó a África con apenas 4 años y creció entre los niños nandi, en una granja en Njoro. Era una “masai blanca”, un espíritu salvaje que odiaba los convencionalismos sociales y amaba los retos.

En 1931, empezó a volar en una pequeña avioneta. Transportaba provisiones, trasladaba pasajeros o llevaba el correo para la East African Airways, de Kenia a Sudán, de Tanganica a Rodesia. También inventó la cacería de animales desde el aire: contratada por los safaris, exploraba las llanuras desde su aeronave y conducía a los cazadores hasta las presas más próximas.

Esta audaz inglesa hizo cosas insólitas para una dama de su tiempo, como ser la primera piloto profesional de África y la única en atravesar sola en su avioneta el Atlántico, de este a oeste, en un temerario viaje que la hizo famosa en el mundo entero. Su vuelo transatlántico, realizado en 1936, en un monoplano de un solo motor, comenzó en Abingdon, al sur de Inglaterra, y acabó en un pantano de Nueva Escocia, cuando se quedó sin combustible.
Llegó a ser la mejor preparadora de caballos de carreras, con seis ganadores del Derby de Kenia en su haber. En cuanto a la literatura, menos espectacular pero igual de encomiada fue la edición, en 1942, de su libro semiautobiográfico West with the Night, del que Ernest Hemingway dijera, en una carta a Maxwell Perkins: "Está tan bien, tan maravillosamente bien escrito, que me avergüenzo por completo de mí como escritor".

Se caso tres veces, pero nunca dejó de vivir apasionados romances, incluido uno con el duque de Gloucester, hermano del príncipe de Gales, al que conoció en África, en 1929.

Falleció en Nairobi, Kenia,


.