martes, 29 de enero de 2008

HILDEGARD DE BINGEN


1095 – 1187


Escritora, mística, científica y compositora.



Nació en Böckeleim, Alemania.

Fue la última de 10 hermanos. Era una niña enfermiza e imaginativa que, además, tenía visiones, Sus padres la ingresaron en un convento para educarla y, finalmente, tomó los hábitos benedictinos.

Fundadora y abadesa del monasterio de San Ruperto. Su espíritu, decía, se alimentaba de la Biblia y afirmaba que la música que componía era dictada en visiones. Todo esto ocurrió en un pueblecito de Alemania, desde donde viajó por toda Europa curando a numerosos enfermos. Finalmente un comité de teólogos del Vaticano legitimó sus visiones y mensajes, que para muchos eran predicciones del futuro, a pesar de sus enfrentamientos con la iglesia.

Escribió varias obras en alemán y en latín. Autora del Scivias tratado en el que se inspiró Dante para su visión de la Trinidad, Causae et curae, tratado de medicina y un importante epistolario. Es considerada la fundadora de las Ciencias Naturales.

Como música compuso 150 "monodias", entre ellas La Sinfonía de las Viudas y in Ordo Virtutum, se han llegado a contabilizar 77 canciones y una ópera, fue escrita mientras en otros países como España los juglares cantaban al Cid y el Papa Urbano II exhortaba a los cristinos a la reconquista de Jerusalén.

Siendo religiosa benedictina escribió también sobre las relaciones sexuales entre hombres y mujeres, describiendo el orgasmo femenino. Fue además una eminente política que influyó en los reyes y papas de su época.

A pesar de esta vida casi increíble, siempre se consideró débil y enferma. Sin embargo, contra todo pronóstico, vivió hasta los 92 años. Murió en Rupertsberg, Alemania.

Señala la tradición que a la hora de entregar su alma, dos arcos muy brillantes y de diferentes colores aparecieron en el cielo.